Realidad y Fantasía

Entre la realidad y la fantasía,  entre lo espiritual y lo terrenal son temas tocados con la sublimidad que permite el cine, en la película “El Laberinto del Fauno”.

Una realidad terrible como era la dictadura en España, época del Franquismo con sus maltratos,  sus agresiones, las injusticias generadas en una dictadura que permaneció desde 1939 hasta 1975, y una niña que ante tanta dureza se refugiaba en el espíritu, lo intangible, la fantasía… llegando a perder la vida.

La imaginación era su fortaleza para continuar, y que la ayudara ha digerir lo que aun su corta edad no podía comprender,  la injusticia se manifestaba día a día en las agresiones que se ponían frente a ella. La soledad era su acompañante con apenas 8 ó 9 años, motivado a un padrastro militar de la época con toda la carga fascista, una madre débil amoldada a la dominación, y la niña con muchas ganas de vivir, en un mundo más gentil, con inquietudes por montón, que las recreaba en un mundo de ilusión.
Así se desarrollo esta cinta fílmica, que nos permite visualizar las vivencias que muchos estuvieron en tan horrible época, y aun en este siglo XXI se continua con las grandes diferencias, las luchas de clases, las filosofías de vidas adoptadas que han perjudicado la humanidad dejando profundas huellas, muertes de inocentes, desaparición de culturas, imposición de pensamientos sobre el otro, y lo más insólito las guerras.

Estas situaciones que se repiten durante el tiempo, hace que muchas de las personas se refugien en la fantasía, como también  en lo intangible, lo espiritual lo metafísico, desfasando el sentido de la realidad, impidiendo actuar sin el matiz de lo fantástico.

Las innumerables  desviaciones del  pensamiento, producto de la influencias de lo seudo religioso  con fines perversos, agrupaciones que  tienen  por  objetivo descontextualizar  a  los  integrantes  de  las  comunidades,  sociedades….   y

Favoreciendo a aquellos que disfrutan del poder por durante milenios. Los cuales se han encargado  de sembrar la inseguridad, el miedo,  la frustración, donde el ser humano se desintegra, desconociendo al otro como parte de su crecimiento, de su aprendizaje, desconociendo el desarrollo conjunto.

La religión un tema de perversión creada por el hombre de Poder, como arma de manipulación de masas, logrando paralizar. Creando Dioses castigadores, que sólo existen en el colectivo y permitiendo con esas figuras la dominación, causando en los creyentes hasta la muerte.

Las diferentes corrientes religiosas siempre tienen un fin ecónomico-político, que la historia se ha encargado de descubrir.

Escrito por:  Miriam Flores
Ccs Octubre 30/08

 

Comentarios