INSTANTES


Si me dicen que defina que es la felicidad, lo primero que me viene a la mente son instantes, irrepetibles, sencillos, sutiles que llena todos mis sentidos, con o sin palabras.

Me viene a la mente cosas como….un día de lluvia, gotas deslizándose sobre las hojas de los árboles, humedeciendo la tierra, generando un aroma, fértil, atractivo, de vida.

El niño jugando con el rostro de su madre, quien sonríe, realizando gestos para provocar reacciones de sublimes caricias, originando nuevas formas de encontrarse.

Una anciana dando comida a las aves fortuitas de una plaza, que sirven de compañía, de esa distracción efímera, producto de un ser humano que ha dado todo y ahora estorba.

Cuando entramos al mar y nos abraza golpeando con una ola, que salpica en nuestro rostro, llena de sal.

Intervalo de una pasión, donde el silencio es cómplice, los cuerpo sudoroso, respiración entre cortada, olores indescriptibles de lo intimo, de la entrega, del desnudo, del encuentro.

El comer de una fruta jugosa, dulce, en su estación, llenado nuestro rostro de su elixir.
Una mirada cómplice que nos invita, nos seduce, nos cautiva.

Escuchar esa música, en el lugar perfecto, paseando por el sonido de cada instrumento, la armonía de todos, alcanzando al encuentro magistral de esa ejecución con todos nuestros sentidos.

Ver un atardecer, el desvanecimiento de la luz, en tiempo real, donde quisieras parar un poco, pero te das cuenta que su espacio es el preciso para saborearlo y querer verlo de nuevo.

Abrazar a tus seres amados, sentir y hacerles sentir tu amor incondicional.

¡Eso para mi es la felicidad!    

Comentarios