LOS PEQUES

Foto de Miguel A. Uzcátegui
Si en este momento les pido evocar a un niño, se dibujará en su rostro una sonrisa inmediatamente. Ellos son la ocurrencia, son tan espontáneos, que no dan tiempo para recuperarnos, nos asombran con sus acciones, miran el mundo de manera más simple, las complicaciones se la dejan a los adultos, conservan la ingenuidad producto de su corta experiencia, pero la sabiduría intrínseca, deja en nosotros un regalo en el convivir con ellos. 

 

A continuación anécdotas de preciosos chiquillos:
 Dios
Fotografía Miguel A. Uzcátegui
Una maestra de Jardín de infancia estaba observando a los niños de su clase mientras dibujaban. Ocasionalmente se paseaba por el salón para ver los trabajos de cada niño. Cuando llegó a donde una niñita trabajaba diligentemente, le preguntó qué estaba dibujando. La niña replicó:
-Estoy dibujando a Dios. La maestra se detuvo y dijo:
-Pero nadie sabe cómo es Dios. Sin pestañear, y sin levantar la vista de su dibujo, la niña contestó:
-Lo sabrán dentro de un minuto.




  La Vida

Una pequeña estaba jugando de repente entra a un local donde un grupo de adultos estaban filosofando sobre la vida, ella sigue en sus juegos pero escucha que alguien pregunta -¿Qué es la Vida? -, ella inmediatamente se voltea y dice: - “la vida es una cebolla, no hay que pelarla llorando”-

 
Fotografía Miguel A.Uzcátegui
Fotografía Miguel A. Uzcátegui

En el teatro

Un cuenta cuentos estaba narrando la historia de la Cenicienta, en el momento que la cenicienta lloraba porque no podía ir a la fiesta que iba a realizar el príncipe, pregunta ¿Y porque llora la cenicienta? Y sale un pequeño de 4 años gritando y dice “¡porque no tiene mamá!”

Realmente estas son algunas de las ocurrencias, sé que los que están leyendo este escrito tendrán infinidades de acontecimientos que narrar, pues día a día son una caja de sorpresa.


En esta nueva era los niños tienen su nivel de aprendizaje más veloz, son inquietos, curiosos, altamente creativos, sensibles al ambiente que los rodea, poseen energía en exceso, producto de la estimulación y el cuidado que se realiza en la etapa de gestación. 

Fotografía Arif Rahiman
Existen escritos sobre las nuevas descendencias donde le colocan nombres a esas generaciones por las características de su comprensión y comportamiento, (niños índigos, cristales) sin embargo es producto del adelanto de la ciencia, esto ha permitido que la formación del niño tenga mayor asistencia en la mujer en su etapa de embarazo, mejorando  la alimentación, motivaciones, ejercicios que ayudan a una adecuada formación del embrión y permitiendo el desarrollo optimo del niño que al nacer se ven resultados asombrosos.

En honor a los mimados de la casa dedico esta hermosa canción 

Fotografía Arif Rahiman



Fotografía Miguel A. Uzcátegui
ESOS LOCOS BAJITOS
Canción de Joan Manuel Serrat 

A menudo los hijos se nos parecen,
y así nos dan la primera satisfacción;
ésos que se menean con nuestros gestos,
echando mano a cuanto hay a su alrededor.

Esos locos bajitos que se incorporan
con los ojos abiertos de par en par,
sin respeto al horario ni a las costumbres
y a los que, por su bien, (dicen) que hay que domesticar.

Fotografia Miguel A. Uzcatégui
Niño,
deja ya de joder con la pelota.
Niño,
que eso no se dice,
que eso no se hace,
que eso no se toca.

Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma,
con nuestros rencores y nuestro porvenir.
Por eso nos parece que son de goma
y que les bastan nuestros cuentos
para dormir.
 Nos empeñamos en dirigir sus vidas
sin saber el oficio y sin vocación.
Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones
con la leche templada
y en cada canción.


Nada ni nadie puede impedir que sufran,
que las agujas avancen en el reloj,
que decidan por ellos, que se equivoquen,
que crezcan y que un día nos digan adiós.








Fotografía Arif Rahiman





¡Nuestros ángeles son los niños del mundo!

Comentarios

  1. Que hermoso, tenemos que tener siempre nuestro niño interior a flor de piel y las imagenes me encantan, bellas amiga.
    Ese es tu espejo amiga linda, eres muy especial, Un besote

    ResponderEliminar

Publicar un comentario