LLUVIA

 Lluvias
Fotografía de Miguel A. Uzcátegui
Han llegado las lluvias. Muchos recuerdos gratos
vienen a mi memoria cuando empieza a llover:
mis tardes en la escuela, mis primeros zapatos,
mis primeros amigos, los que no he vuelto a ver...
¿Serán ellos ahora como estos mentecatos
que en mojarse no encuentran el más leve placer
y huyendo de la lluvia, como si fueran gatos,
con las primeras gotas echaron a correr?
Yo mismo, que en mis tiempos de escolar no sabía
de contento más grande ni mayor alegría
que salir, en el cinto las alpargatas rotas.
A vadear las corrientes, chapoteando en el barro,
hoy soy un caballero que le teme al catarro...
Definitivamente somos unos idiotas.
Aquiles Nazoa

Llueve tras los cristales llueve y llueve….así comienza una hermosa canción del cantautor Joan Manuel Serrat. 


Cuando inicia el periodo de lluvia, para unos son motivo de alegría para otros no tanto, en la ciudad significa congestión de carros, retraso, resfriado, en fin lo relacionado con algo de caos.
Sin embargo, otros aunque estén en la ciudad la disfrutan en grande, la lluvia es música al oído, nos inspira a escribir, a soñar, a dibujar, a observar a través de los vidrios de la ventana, ver los árboles alegrarse de ese invierno que dan vida a través de sus raíces, también niños jugar con el agua como chispas que alegran sus aventuras.

En el campo se vuelve todo más verde, el olor a tierra mojada es símbolo de fertilidad, abundancia, lluvias fuertes con gotas gigantes pero de corta duración que permite obsequiar a la tierra su alimento, frescura, equilibrio.

En las costas si estas dentro del mar, es maravilloso, hay contraste en la temperatura del mar y las gotas del cielo, en la geografía que te encuentres es sorprendente sus beneficios.

Aquellos que hemos permanecido alguna vez bajo la lluvia se vuelve mágico  el momento, bañarnos de naturaleza, bajo cielo abierto, aunque tengamos alguna ropa, la sensación es de libertad y de contacto directo con nuestros sentidos la lluvia se vuelve piel, olfato, gusto… reímos nos volvemos niños chapoteando, nuestros pies, abriendo nuestros brazos para recibir las gotas, disfrute que queremos repetir más de una vez.


La lluvia es musa para muchas cosas, como escribir una nota, continuar el capitulo de un libro, un poema, para tomar una buena fotografía, descansar,  hacer el amor, y si tienes un compromiso vencer lo difícil del traslado disfrutando de un tiempo que es transitorio, pero que deja beneficios en nuestra extraordinaria Tierra.



Disfrutad el invierno!!!

Comentarios

  1. Lluvia ciclo necesario para la vida. Inspiradora de momentos para la meditación y ¿Por que no, para disfrutar un buen Té, Chocolate o un Café?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario