EL SÉPTIMO ARTE


¡Cinematografía!  un universo de emociones, historias, cuentos, biografías, fantasías, que se viven en espacio de una hora ó algunas veces más, por medio de la proyección de fotogramas.

La historia de ese universo comienza el 28 de diciembre de 1895, fecha en la que los hermanos Lumière proyectaron públicamente la salida de obreros de una fábrica francesa en Lyon, la demolición de un muro, la llegada de un tren, y un barco saliendo del puerto. De inmediato se convirtió en éxito, pasó a varios países su técnica fue avanzando.

Los formatos fueron cambiando con el tiempo y hoy se puede disfrutar desde casa con el DVD, Blue Ray alta definición, y puede reflejarse en la pantalla del  televisor o la computadora. Sin embargo los cinéfilos disfrutan ampliamente las salas de cine, la gran pantalla, la magia, se apagan las luces y comienza el rodaje, algunos se  convierten  en críticos de este arte siempre con una apreciación muy personal. Existen aficionados con maratones de muchas horas viendo películas, hay club video en el que se intercambian cintas, se clasifican por temas, y se mantiene actualizado con estrenos, realmente el disfrute es inimaginable.

Forrest Gump
¿Quién no ha bailado, reído o llorado por una excelente actuación?, quizás se ha identificado con algún personaje, posiblemente se ha enterado de algún caso o figura a través del cine, en fin existen películas con un alto contenido, otras simplemente comerciales,  cómicas, mágicas, y las que no vale la pena recordar.

El proceso por el cual se crea un vídeo pueden distinguirse cinco etapas de realización: desarrollo, preproducción, rodaje, postproducción y distribución. La realización supone asumir decisiones tanto a nivel artístico como productivo, y la limitación únicamente está dada por los medios disponibles, es toda una industria.

Existen películas con muy bajo presupuesto que han sido todo un éxito como “Quisiera ser millonario” cinta hindú, y otras de alto presupuesto que no han dado lo esperado.

Quisiera ser millonario

Pero quien no recuerda los clásicos, tales como:¡Que bello es vivir!, El ciudadano Kane, La dolce vita, La quimera del Oro,  Psicosis, Ladrón de bicicletas, Cinema paraíso, En nombre de la rosa, Forrest Gump…en fin son muchas.

El ciudadano Kane
La quimera del oro
Cinema Paraiso
La Dolce Vita
El séptimo arte no pasa de moda porque es un lenguaje, no es la copia de la realidad, es una opinión. A través del cine se expresan, se transmiten, se sugieren ideas, sentimientos y emociones. Entre otras, esta es la razón que lo convierte en el centro de miradas, especulaciones y críticas. El espectador realiza todo un proceso de comprensión, interpretación, asimilación y respuestas o reacciones emocionales e ideológicas: extrae de la obra un sentido propio dado por el carácter polisémico que le caracteriza.


¡ VIVA EL SÉPTIMO ARTE!

Comentarios