LAS MISERIAS HUMANAS


“Mientras a consecuencia de las leyes y las costumbres,
exista una condenación social, creando artificialmente,
en plena civilización, infiernos,
y complicando con una humana fatalidad el destino,
 que es divino;
mientras no se resuelvan los tres problemas del siglo:
la degradación del hombre por el proletariado, la decadencia de la mujer por el hambre,
la atrofia del niño por las tinieblas,
en tanto que en ciertas regiones  sea posible la asfixia social;
en otros términos y bajo un punto de vista más dilatado todavía,
 mientras haya sobre la tierra ignorancia y miseria,
los libros de la naturaleza del presente podrán no ser inútiles.”
Víctor Hugo


Cuando se habla de las miserias humanas del siglo XXI, se nombra la prostitución infantil,  el tráfico de órganos, la drogadicción, el hambre, La pedofilia y pudiéramos nombrar otras, sin embargo existen las que no se muestran pero  están en el día a día como es el individualismo, el odio, la intolerancia que han llevado a la complejidad de las desdichas del prójimo.


La falta de práctica del amor, compuesto a través  de  hermandad,  respeto,  solidaridad,  comprensión, generosidad, benevolencia, tolerancia hace que se formen abismos, que aunque queramos construir puentes para encontrar lazos que nos unan, no dejan de ser quimeras.

Alegrarnos de la enfermedad,  padecimientos o muerte de nuestros semejantes resulta soez, los calificativos quedan cortos, para aquellos que su sensibilidad se ha desarrollado, sorprende, no permite ser digerido pues no pasa, asimilar algo tan desnaturalizado, perturba a cualquier persona que sea un ser humano normal, y cuando digo normal, es que no se quede en sentimientos escabrosos, que le agrade alimentarlos para convertir su existencia en escoria.

Vivir es la experiencia más hermosa, este pensamiento del Dalai Lama nos alerta:

“No tiene sentido estar apegado exclusivamente a esta vida, ya que por muy larga que sea, no podemos vivir más de determinada cantidad de años. Por eso no importa cuánta riqueza o recursos acumulemos en esta vida. En ese momento no nos servirán de nada”

La vida no se debe centrar en lo material, pues  el tiempo que permanecemos, es efímero, muchas veces lo descubrimos en los últimos días de nuestra existencia, bien tarde.
Lo que el común denomina  bobería, no es tal,  vivir es desde aquellas pequeñas cosas, detalles, observaciones, que dan felicidad, es nutrir.

Existen  escritos que permite entender que no todos nos enfilamos hacia la escoria y que aquellos que pensamos "que un mundo mejor es posible", seguiremos sembrando futuro. Llamamos a la Humanidad a través de la poesía.



Humanidad
Autor: Manuel González Prada

Humanidad, los odios y venganzas
En vano arrojan un clamor de guerra;
Que henchida de ilusiones y esperanzas,
Tú, por la ruina y el estrago, avanzas
A iluminar y redimir la tierra. Sobre la hiel de los rencores viertes
Un bálsamo de amor y de piedad,
Última diosa de las almas fuertes,
Humanidad.
El miope ser de corazón rastrero
Oponga saña y dolo al extranjero,
Patria, feroz y sanguinario mito,
Execro yo tu bárbara impiedad;
Yo salvo las fronteras, yo repito:
Humanidad

Poemas para la humanidad
Publicado por Azor  Activista de Amnistía Internacional

Adhiero por la libertad de expresión
por la alegría de los pueblos
porque' triunfe la paz
porque' no haya guerra
porque haya justicia
porque no haya violencia
porque la corrupción
y los corruptos
sean malditos en la tierra.
Adhiero porque'
nuestras almas sean serenas
que no pierdan

 Seamos un tilín mejores…


Comentarios