ZOBEYDA, La muñequera

...“Querida Zobeyda: El arte solidario, 
aquél que se ejerce en función del amor del hombre y su combate,
tiene en tí un fiel soldado, una hermosa militante…”
Alí Primera

Zobeyda Jiménez

La muñeca cimarronera, la muñeca subversiva…como ella misma se denominaba.

Cuando se conversaba con esa hermosa mujer uno quedaba envuelto en esas historias, que ella llamaba: las verdades que se convertían en mentira y las mentiras que se convertía en verdades, como buena educadora siempre lograba atraparnos, su casa llena de tradiciones, hecha para soñar, soñar con los luceros…

Nos dejaste Zobeyda… para enseñar hacer muñecas de trapo en el infinito, pues aquí existen tus creaciones, llenas de ilusión, de recuerdos, que siguen educándonos como tu misma  dijiste “las muñecas son pedagógicas, sirven en las matemáticas, en la biología, en la plástica en fin en todas las áreas de la vida…”

Esa eras tu Zobeyda, hermosa mujer, guerrera, con ímpetu, que nadie podía impedir tus pasos… estarás viva en nuestros corazones, con nuestras manos continuaremos construyendo muñecas y sembrando amor con tus poemas...


Las Muñecas de Trapo
(Homenaje a Aquiles Nazoa)

Nosotras, Las Muñecas de Trapo,
Declaramos:

Que somos hechas de trapos viejos, de tiras, de recuerdos.
Que nacemos por amor y con amor de las manos de la gente sencilla.
Que los niños y los poetas son cosa aparte con nosotras, se vuelven locos cuando nos ven.
Que cuando el tiempo ha pasado nos evoca la gente y nos encuentran acurrucadas en los recuerdos de su niñez.
Que caminamos por el pueblo, nos mantenemos en él, estamos presentes en su imaginación y en su realidad.
Que valientemente enfrentamos la existencia luchando por todas las cosas hermosas y sencillas que las componen.
Que somos felices donde hay amor, paz y poesía.

Acordamos:

Solidarizarnos con las muñecas, cabeza e´ñema , las cabeza e´bombillo, las de tuzas, las de barro, las de palos, las de piedra, las de guácimo, las de junco, las de cera.
Que los niños, los jóvenes y los viejos jueguen con nosotras.
Intensificar el amor entre las gente y decirle NO a la guerra.
Hacerles un reconocimiento público a los niños y a los poetas.
Ayudar a la conservación de las muñecas de trapo.
Reunirnos algún día con todos los muñequeros y muñequeras para la celebración de la postura de agua de muñecas.
Seguir fantaseando porque es un derecho humano.
Enviar copia de la siguiente declaración a los que nos aman.

Dado, firmado y besado en Píritu, Portuguesa, Venezuela, al amanecer de cualquier día en la casa de una muñequera del pueblo.

 Zobeyda Jiménez



Comentarios