¡Felicitaciones MUJERES DEL MUNDO!




Este es mi obsequio para ustedes:
Textos escritos por pensadoras y pensadores del mundo, que lleve a la reflexión, dejemos de ser, en lo que nos convirtieron y convertirnos en MUJER plena.



"La mujer no es nada más que lo que el hombre decide que sea; así se le llama "el segundo sexo" queriendo decir con ello que aparece esencialmente ante el hombre como un ser sexuado: para él, ella es sexo, y lo es de un modo absoluto. Se determina y se diferencia en relación al hombre y no en relación a lo que ella misma es; ella es lo inesencial frente a lo esencial. Él es el sujeto, el absoluto: ella es "lo otro”.
 Por Simone de Beauvoir

"Cuando una mujer dice que el sexo es una categoría política puede comenzar a dejar de ser mujer en sí, para convertirse en mujer para sí, constituir a la mujer en mujer a partir de la humanidad y no de su sexo”.
Por Roque Dalton



SI ÉL HUBIERA NACIDO MUJER
Por Eduardo Galeano

“De los dieciséis hermanos de Benjamín Franklin, Jane es la que más se le parece en talento y fuerza de voluntad.
Pero a la edad en que Benjamín se marchó de casa para abrirse camino, Jane se casó con un talabartero pobre, que la aceptó sin dote, y diez meses después dio a luz su primer hijo. 

Desde entonces, durante un cuarto de siglo, Jane tuvo un hijo cada dos años. Algunos niños murieron, y cada muerte le abrió un tajo en el pecho. Los que vivieron exigieron comida, abrigo, instrucción y consuelo. Jane pasó noches en vela acunando a los que lloraban, lavó montañas de ropa, bañó montoneras de niños, corrió del mercado a la cocina, fregó torres de paltos, enseñó abecedarios y oficios, trabajó codo a codo con su marido en el taller y atendió a los huéspedes cuyo alquiler ayudaba a llenar la olla. Jane fue esposa devota y viuda ejemplar; y cuando ya estuvieron crecidos los hijos, se hizo cargo de sus propios padres achacosos y de sus hijas solteronas y de sus nietos sin amparo.

Jane jamás conoció el placer de dejarse flotar en un lago, llevada a la deriva por un hijo de cometa, como suele hacer Benjamín a pesar de sus años. Jane nunca tuvo tiempo de pensar, ni se permitió dudar. Benjamín sigue siendo un amante fervoroso, pero Jane ignora que el sexo puede producir algo más que hijos.

Benjamín, fundador de una nación de inventores, es un gran hombre de todos los tiempos. Jane es una mujer de su tiempo, igual a casi todas las mujeres de todos los tiempos, que ha cumplido su deber en esta tierra y ha expiado su parte de culpa en la maldición bíblica. Ella ha hecho lo posible por no volverse loca y ha buscado, en vano, un poco de silencio.
Su caso carecerá de interés para los historiadores.”




 SOY UNA MUJER INDÍGENA
Autora: desconocida

Soy una mujer indígena, hija de la tierra y el sol. Pertenezco a una raza con una cultura milenaria que hoy conservo como un tesoro. Convivo con lo que me rodea; con la lluvia, el viento, la montaña, el cielo.
Soy feliz en estas soledades. Tengo tiempo para contar las estrellas, tiempo para poner mis sueños al día, para danzar sintiendo el aire fresco del amanecer y hablar en silencio con los animales, con las plantas, con los espíritus. Soy mujer indígena, mujer como la Madre tierra fértil, callada, protectora y fuerte...
Soy mujer indígena y sé lo que quiero. Quiero seguir viviendo así, simplemente, con la tierra y mi gente. Gente que ríe, crea, que vibra la vida así como es sin alterar las cosas, que comparte, acaricia, que no tiene prisa y ama sin esperar nada, que no se aburre.

Soy mujer de la tierra, fuerte como el árbol que resiste al viento como el junco en la corriente, firme como la montaña más alta, frágil como el colibrí y dulce como los atardeceres. Soy mujer indígena, hija de la tierra y el sol.


Es preciso convertir la vida en una maravillosa aventura de aprendizaje sin límites, sin auto engaños, sin verdugos, sin víctimas, sólo con el fervor del crecimiento convertido en una manera de vivir creativa, conducida por la imaginación. 
Es preciso convertir la vida en una suprema ceremonia, para que todo sea sagrado, todo importante, más nada demasiado importante como para impedir la lucidez, la serenidad y el amor. 
El amor comienza más allá del temor. Mientras tenemos miedo estamos paralizados. Es preciso avanzar en dirección a nuestros peores miedos, es urgente enfrentar nuestros peores monstruos, para descubrir que los tigres son de papel.
Es preciso prepararse para tener la forma del agua, tan fuerte que perfora la roca y tan flexible que tiene todas las formas sin dejar de ser agua. 
¿Comprendes el motivo trascendental de tu paso por la tierra? si así es, todo el universo apoya tus pasos, porque cuando vivimos en el corazón, donde sea que estemos, estamos en casa... La fuerza de tu lucha reside en el amor!!


¡FELIZ DÍA!

Comentarios