LIBERTAD DEL PENSAMIENTO


"Acostúmbrese al niño a ser veraz, fiel, servicial,
comedido, benéfico, agradecido, consecuente,
generoso, amable, diligente, cuidadoso, aseado;
a respetar la reputación y a cumplir con lo que promete.
 Y déjense las habilidades a su cargo;
él sabrá buscarse maestros, cuando joven". Simón Rodríguez



Cuando comenzamos a penetrar dentro del mundo de la escuela, el salón de clases, las aulas,  pocos hemos tenido la suerte de encontrarnos con verdaderos educadores, que nos lleven a desarrollar nuestra libertad del pensamiento, emancipar lo más profundo de ese ser humano que comienza a encontrarse con el mundo.
La participación es nula, todo debe ser aprendido como lo impone el mal llamado maestro que dentro del recinto asume la postura del sabio, cuantos se han frustrado y abandonan el derecho al aprendizaje.

"El título de maestro no debe darse sino al que sabe enseñar, esto es al que enseña a aprender; no al que manda aprender o indica lo que se ha de aprender, ni al que aconseja que se aprenda. El maestro que sabe dar las primeras instrucciones, sigue enseñado virtualmente todo lo que se aprende después, porque enseñó a aprender" Simón Rodríguez



¡Cuán ciertas tus palabras maestro! Palabras emitidas en el siglo XIX y aún siguen vigentes, Maestro Simón,  visionario, que dejaste tesoros escritos, muchos fueron quemados, otros perdidos, y aquellos que pudieron preservarse, nos permiten tener luces para seguir batallando para que la formación deje de ser producto del sistema imperante.
El Maestro era un tenaz fustigador de la educación de retentiva y sin pertinencia social, aquella educación que solo sirve para enajenar a los humanos, la que desarraiga y no forma, sino que se repite como loros (papagayos), decía el Maestro “mandar recitar de memoria lo que no se entiende, es hacer papagayos. No se mande, en ningún caso, hacer a un niño nada que no tenga su «porque» al pie”.
Hoy en el territorio Venezolano en tu patria Maestro, estamos cada día más consciente de esa transformación, ir más allá… de sólo recordar, sin la agudeza de interpretar aunado a la experiencia, para que se convierta en el verdadero conocimiento.
Se están sumando muchos más a tus filas, maestros de vocación, para hacer del niño un hombre para la sociedad. ¡Bienvenida la educación Liberadora!



CARTA DE SIMON BOLIVAR A SU MAESTRO, AL PISAR ÉSTE EL SUELO DE COLOMBIA, DE REGRESO DE EUROPA EN 1823
Usted, maestro mío, ¡cuánto debe haberme contemplado de cerca, aunque colocado a tan remota distancia! ¡Con qué avidez habrá usted seguido mis pasos, dirigidos muy anticipadamente por usted mismo! Usted formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso. Yo he seguido el sendero que usted me señaló. Usted fue mi piloto, aunque sentado sobre una de las playas de Europa......En fin, usted ha visto mi conducta; usted ha visto mis pensamientos escritos, mi alma pintada en el papel, y no habrá dejado de decirse: "¡Todo esto es mío! Yo sembré esta planta; yo la enderecé cuando tierna: ahora, robusta, fuerte y fructífera, he ahí sus frutos; ellos son míos: yo voy a saborearlos en el jardín que planté: voy a gozar a la sombra de sus brazos amigos; porque mi derecho es imprescriptible, privado a todo"...Sí, mi amigo querido, usted está con nosotros: mil veces dichoso el día en que usted pisó las playas de Colombia. Un sabio, un justo más, corona la frente de la erguida cabeza de Colombia.
Simón



"No tenemos ciudadanos para hacer República y no podemos regresar a la Monarquía, inventamos o erramos" Simón Rodríguez

Comentarios