LA ÈTICA COMO CONSTANTE HUMANA


En la actualidad, producto de las actuaciones que se manifiestan en individuos dentro de la Política,  de la Economía que trasgreden la soberanía de un pueblo, que la mentira es su mayor estandarte, que sus intereses individuales avasallan constantemente a la mayoría, deseo dedicar las siguientes líneas.

La ética es una componente de la filosofía que abarca el estudio de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir. La ética es una de las importantes ramas de la filosofía, en tanto requiere de la introversión y del  razonamiento, este campo es el conjunto de valoraciones generales de los seres humanos que viven en sociedad.


En relación con la sociedad y consigo mismo la conducta del ser humano se rige por normas o reglas eso se denomina  moral.  La existencia de acciones y actividades dispuestas de valoración moral se fundamenta en el ser humano como sujeto de actos voluntarios. Por tanto, la moral se relaciona con el estudio de la libertad y abarca la acción del hombre en todas sus manifestaciones.

Todos tenemos la necesidad vital de actuar, pues actuando nos relacionamos con los demás y con el entorno.  Una persona libre dice lo que razona y siente verdad, no miente. Fluye con la Vida y no en su contra, completo y no separado.

Una persona libre considera a los demás porque vive en RESPETO, no Juzga porque sabe que perdería su independencia, no condena porque sabe que se condenaría, así, de la misma manera no agrede, sino vive en Armonía consigo mismo y naturalmente, con su entorno.

Libre es quien es si mismo, desde su íntimo ser, nunca esclavo de Ideas, ni de lo que los demás piensan, dicen y hacen, no actúa en su contra entregándose a voluntades, deseos y expectativas egoístas ajenas; no es manipulable, controlable, amedrentable ni chantajeable pues sabe quién es y que no es, no quiere esclavizar su mente y espíritu. Es Independiente en el plano mental y espiritual, no tiene apego ni dependencia. Es libre porque sabe que la Libertad yace en sí y que doquiera que vaya camina con ella. Usa la palabra como herramienta para expresar su Libertad. No se aferra al conocimiento porque sabe que eso lo limitaría, vive libremente, contempla, acepta, se sorprende, es libre como los niños, NO TIENE MIEDO a decir lo que siente ni a expresarlo  y no tiene miedo porque no puede ser ridiculizado aunque lo intenten hacer, por eso es libre.

El ser libres, nos hace a la vez totalmente responsables de nuestros actos, debemos responder por ellos, ante los demás y ante la sociedad.  Ante los demás en la medida en que nuestros actos les afecten y ante la sociedad según la circunstancia en que se efectué nuestro acto.

Así como libertad es el poder de elegir con mirada de cada propósito, la responsabilidad es la aptitud para dar cuentas de esas elecciones.

Todo grupo social posee normas (lat. nomos) que regulan la conducta de sus integrantes y mantienen las formas de conducta dentro de ciertos límites. El mero hecho de vivir en comunidad supone que los seres humanos comparten esquemas valorativos de la sociedad a la cual pertenecen.

Cada individuo se enfrenta a la necesidad de adaptarse a la vida social y respetar las normas de la misma, lo cual supone cumplir con una serie de deberes y obligaciones a la vez que poseer un conjunto de derechos y privilegios. Las actitudes y comportamientos de los individuos están orientados por las normas, ideales y valores generales de su grupo social. Estas normas, ideales y valores rigen determinadas pautas generales de comportamiento y expectativas que tienen relación con la tradición del grupo social. Este proceso se interioriza en la conciencia del individuo de manera imperceptible.

Puesto que toda sociedad está interesada en preservar su existencia y desenvolvimiento regular, demanda de los individuos una conciencia ética de manera que cada individuo actúe como se espera que lo haga. Es así como la ética adquiere importancia en la dinámica social.


Comentarios