El árbol y la semilla de RUDRAKSHA


Deriva del sánscrito rudra-aksha, ojo o lágrima de Rudra (Shiva). Nombre científico: Elaeocarpus ganitrus. El árbol de Rudraksha es alto, de hojas anchas, crece en las estribaciones del Himalaya. También se encuentra en la zona central de Nepal. Las semillas de Rudraksha están cubiertas por una envoltura de color azul cuando están completamente maduras. Por esto a veces se las llama “semillas blueberry”. Las semillas muestran cierto tipo de ranuras en su superficie, y están clasificadas de acuerdo a la cantidad de ranuras o divisiones que muestran. La más común es la de cinco caras, que representa a Shiva como una de sus expansiones, Kalagni.

Arbol de Rudraksha


Origen

Shiva
Se cuenta en las escrituras que Shiva peleó contra el demonio llamado Tripura quien no podía ser vencido por nadie. Shiva invocó el arma llamada aghora, un arma terrible de fuego, que destruyó al demonio. Durante mucho tiempo después, Shiva quedó con los ojos abiertos meditando en el arma aghora, vigilando el bienestar de todos en el universo. Por esta razón Sus ojos fueron afectados y derramaron lágrimas. De tales lágrimas creció el árbol de Rudraksha para el bienestar de todos, tanto humanos como semidioses.
Las cuentas de Rudraksha son de 28 variedades. Del surya netra (ojo derecho) que simboliza el sol hay 12 variedades, y del soma netra (ojo izquierdo) hay 16 variedades.
Desde entonces el árbol de Rudraksha crece en la tierra de Gauda, la favorita de Shiva (desde las estribaciones de los Himalayas y centro de Nepal hasta el este de India). Aún así, también este árbol es encontrado en Bhutan, Myanmar e Indonesia.
(Fuente: Shiva Purana, Padma Purana, Devi Bhagavatam cap. 8 y 12, Rudraksha Jabalopanishad.)

Importancia
Rudrakshas han sido usadas por místicos y yoguis desde tiempo inmemorial. Las escrituras hablan de ciertos poderes latentes en las Rudrakshas que benefician a quien las usa. Sus propiedades electromagnéticas naturales ayudan a la concentración. Cuando son usadas como rosarios (malas) o dijes alrededor del área cardíaca, reducen el estrés, regulan el ritmo cardíaco y la circulación sanguínea, resultando en una sensación de paz y alivio. Por esta razón las Rudrakshas son ideales para quien practica ejercicios espirituales.
 
Mala

Japa de 108 cuentas

Propiedades Biomédicas
A pesar que las Rudrakshas fueron un fenómeno en el campo espiritual durante miles de años, no fue sino hasta la década de 1960 que fueron sometidas a pruebas científicas por el equipo del Dr. Subhas Rai (PhD) del Instituto de Tecnología de Benarés (India). Las investigaciones probaron que la Rudraksha tiene fuertes propiedades electromagnéticas y paramagnéticas inductivas que varían de acuerdo a la cantidad de caras o facetas naturales que éstas tienen. Crea impulsos eléctricos específicos que son enviados al cerebro a través del proceso de respuesta refleja en la piel, estimulando ciertas áreas del cerebro que transfieren esta información a la neurofisiología, que es lo que provoca el mayor impacto de la Rudraksha en el cuerpo humano. Llevar una Rudraksha crea una actividad balanceada de neurotransmisores, niveles de dopamina y serotonina que son evidenciados por la transformación positiva en la personalidad de aquel que las usa.


Los poderes benéficos de las Rudrakshas se basan en sus propiedades eléctricas y magnéticas. Las propiedades eléctricas son la habilidad de enviar impulsos eléctricos sensibles. Nuestro cuerpo humano es considerado un complejo circuito bioeléctrico. El constante bombeo de sangre por parte del corazón, la circulación sanguínea, la transmisión de varios impulsos (tacto, olfato, audición, visión, gusto) al cerebro y el continuo movimiento de neuronas y neurotransmisores en el cerebro y el sistema nervioso, genera impulsos eléctricos. A esto se le llama bioelectricidad. Este flujo de corriente bioeléctrica ocurre gracias a la existencia de diferentes niveles de energía entre las partes del cuerpo. Mientras el flujo de bioelectricidad es suave el cuerpo funciona normalmente y tenemos la sensación de que está todo bajo control. Pero cualquier actividad que produce tensión mental excesiva puede alterar el equilibrio energético entre mente y cuerpo. Todos los seres vivos están continuamente expuestos a la tensión, en la continua lucha por la supervivencia y la prosperidad. En la era moderna, caracterizada por la intensa competencia, los niveles de estrés se han incrementado tremendamente. La mayoría de los individuos tienen un alto estrés negativo y afecciones relacionadas con éste, tales como insomnio, adicciones, depresión, problemas cardíacos, enfermedades de la piel, etc. 

 Cada célula en la sangre, en las arterias y venas, esta cargadas positiva o negativamente. Los imanes tienen los polos Positivo (+) y Negativo (-). Cuando los imanes son pasados sobre determinadas partes del cuerpo, los polos opuestos de las células son atraídos y ocurre una expansión del canal circulatorio. Las arterias y venas se abren y se normaliza la circulación sanguínea. Una vez normalizada la circulación, el organismo se limpia y las enfermedades comienzan a sanarse.
La Rudraksha tiene además, la capacidad de cambiar su polaridad, la propiedad de la polaridad dinámica. Dependiendo en la polaridad del campo magnético externo, la semilla de Rudraksha adquiere una polaridad opuesta. Como resultado de esto, la sanación es más eficiente y rápida.
Cuando existe estrés, estas señales son enviadas al sistema nervioso central. Se incrementa la actividad de neurotransmisores. Cuando esto ocurre continuamente, el flujo de señales eléctricas a través de la interfaz mente-cuerpo es alterado, todo el organismo de desequilibra y se da lugar al surgimiento de enfermedades. Las Rudrakshas actúan como un ancla estabilizadora. Las propiedades eléctricas de las cuentas de Rudraksha pueden ser clasificadas en:
Resistencia: existe un continuo y sutil flujo de señales bioeléctricas a través del cuerpo, debido a diferentes niveles de energía entre las partes del mismo. Las cuentas de Rudraksha de un número determinado de facetas o caras (mukhis) tienen un factor de resistencia medido en Ohms. Cuando estas cuentas resisten el flujo de impulsos bioeléctricos, un amperaje específico de corriente es generado, dependiendo del factor de resistencia. Esto actúa en consonancia con el ritmo cardíaco, regulándolo.
Propiedades dieléctricas: Las Rudrakshas actúan como depósitos de energía bioeléctrica. Estos valores son medidos en unidades de Farad. Esta propiedad es muy útil en el control de hiperactividad, palpitaciones, disrritmia cardíaca, etc. Debido al estrés el corazón late más rápido, incrementando la actividad hormonal y del sistema nervioso. Como resultado de esto, la magnitud de la corriente bioeléctrica aumenta. Las cuentas de Rudraksha actúan como depósito del exceso de energía bioeléctrica.
Inductancia: Las semillas de Rudraksha tienen por sí mismas, propiedades magnéticas permanentes. Envían vibraciones inductivas con frecuencias medidas en unidades de Henrios (voltios segundo/ Amperio). Esta es tal vez la razón por la cual las personas se han sentido mejor aun cuando las semillas de Rudraksha no las tocan físicamente.
Propiedades Magnéticas - Las semillas de Rudraksha tienen ambas, Paramagnéticas y Diamagnéticas. Las semillas de Rudraksha retienen la mayoría de las propiedades de los Magnetos pero no tienen paralelo en un aspecto, la de la habilidad de cambiar su polaridad o la Propiedad de Polaridad Dinámica.

La sanación magnética: la sangre lleva oxígeno y energía a todo el cuerpo y elimina los materiales de desecho. Cualquier interrupción del flujo circulatorio favorece el surgimiento de enfermedades.

Beneficios generales del uso de Rudrakshas:
·         Normalización de la presión sanguínea.
·         Control de respuestas al estrés negativo.
      Disminución de la ansiedad.
·         Favorece la tranquilidad y armonía interior.
·         Aumento de la concentración.
·         Aumento de la propia energía.
·         Facilidad para el habla.
      Creatividad.  
·         Ayuda en el tratamiento de variados desórdenes mentales.
·         Quien la usa junto con una intensa práctica espiritual con canto de mantras, obtiene perfección y conocimiento espiritual perfecto.
·         Incrementa la inteligencia, el espíritu de renuncia y desapego.
·         Protege de las influencias planetarias negativas.
·         Fomenta la armonía en la familia.  
Fuentes: rudraksha-india.blogspot.com, www.rudraksha.world.com, https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=304501786336038&id=25701051097887

Comentarios