PARA TODOS AQUELLOS QUE TIENEN SU NIÑO MANIFIESTO…





Que sienten  la navidad, no importa el lugar donde se encuentre, ni en el momento que trascurre, sólo se concentran en ese mes “diciembre”  mágico, encantador, sublime, donde se despierta un espíritu especial, lleno de alegría,  fraternidad, instante que nos llevan a accionar en el Amor y ocurren dádivas, sorpresas,  los llamados milagros… porque estamos abiertos hacia la Luz de nuestro Creador y siendo sinceros auténticos, sin caretas estamos dispuestos a dar, servir, ofrecer, asistir, auxiliar a los que no rodean.


Para ustedes un hermoso aguinaldo de una de las regiones más hermosas de Venezuela, una oración universal, libre y el mejor de los deseos para esas fiestas dicembrinas.



La Gran Invocación

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios
Que afluya Luz a las mentes de los hombres;
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones de los hombres;
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres,
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder
Restablezcan el Plan en la Tierra.

  
¡FELICES FIESTAS!

Comentarios