UNA FUENTE DE EQUILIBRIO

Cuando estamos atrapados por la cotidianidad, envueltos en efluvio de pensamientos grupales algo discordantes, común en grandes ciudades, una de nuestras  alternativas es contactar con fuentes de armonía. Uno de los problemas de la vida moderna es que hemos perdido el contacto con los umbrales de la naturaleza, la urbanización nos apartó de la afinidad fecunda con la madre Tierra y de nuestra proximidad a la Naturaleza.

La Naturaleza es sabiduría pura, observarla es aprender de nosotros, puede ser viendo una flor, un insecto, un árbol, un amanecer, el sol, el mar….poetas que saborean,  prestan atención  y a través de la palabra expresan de manera justa lo que ocurre en lo intimo, al ver todo aquello que es esa fuente de equilibrio, la Naturaleza.  


Vicente Gerbasi pronunció en el Acto de Incorporación a la Academia Venezolana de la Lengua. En Paraninfo del Palacio de las Academias en Caracas el 30 de octubre de 1989, refiriéndose a la poesía que conjuga con la armonía del medio ambiente como elemento inspirador, en estas hermosas palabras:

“Cuando yo quiero decir que la poesía es un ejercicio trascendental del alma expresado mediante el lenguaje, quiero decir lo siguiente: que un ser que tiene vocación poética, o que nace con ese maravilloso don de escribir poesía, de hacer poesía, comienza a ser poeta desde el momento en que comienza a ver el mundo, es decir, a ver la naturaleza.

Al ensimismarnos en la naturaleza, en el Universo, nos ensimismamos en la belleza. Nos ensimismamos en la creación. Nos ensimismamos en Dios. Y si nos ensimismamos en Dios admirando el Universo, la naturaleza en su permanente movimiento, es porque tenemos el pensamiento puesto en nosotros mismos, es porque estamos contemplando la belleza que Dios nos ha conferido.

En ese estado de contemplación comenzamos a comprender que nosotros tenemos un puesto en el cosmos. Este estado de conciencia nos coloca en la desesperación, en la angustia metafísica, en el terror de la nada. Es por esto que a muchos nos gustaría estar en posesión de las matemáticas del cosmos para no vivir en la desesperación. Nos gustaría explicarnos el Universo con los números y no con las emociones para sufrir menos y estar más cerca de la libertad.

Cuando el hombre, por la inteligencia, por el anhelo, se colocó en el centro del Universo, desde ese mismo instante se convirtió en el blanco de todas las potencias, de sus propias potencias. Desde ese momento soporta el peso del misterio.



El hombre es el hombre porque tiene conocimiento del infinito y porque la inmanencia del infinito en él, lo hace necesariamente prometeico.

En esta situación el poeta se siente obligado a expresarse, pero para hacerlo ha tenido que pasar por difíciles etapas de aprendizaje.

El trabajo fundamental del poeta es descubrir su propio ser, su propia alma, poner en evidencia, con todo el poder de sus sentidos, las experiencias que yacen en la luz y la sombra de sus abismos psíquicos.”

Y así infinidades de escritos de aquellos que desearon transmitir ese encuentro lleno de sabiduría, equilibrio, armonía dada dentro de la Biósfera. No perdamos el contacto con la fuente, busquemos nuestra verdadera esencia.



“… Ojalá pudierais vivir de la fragancia de la tierra y, como planta del aire, ser alimentados por la luz” Kahil Gibrán




Reflexionemos…

La vida del planeta depende de la fotosíntesis, proceso llevado a cabo en la intimidad de las células vegetales, en presencia de luz. La Luz es Vida, es la presencia secreta de lo divino.  


Comentarios