CÉSAR RENGIFO


"Siempre los hombres y los pueblos que viven y sufren bajo
la opresión y la injusticia, cercos torturantes de la dignidad,
sienten permanentemente la tentación de un amanecer,
tentación que a la vez es esperanza del nuevo día donde lo
humano adquiera su justa, exacta, digna presencia. Cuando
los hombres y pueblos llegan al límite de sus padecimientos y
de las humillaciones, transforman su tentación de amanecer y
su esperanza de día radiante en acción libertadora: y su cólera
grave desatada inflama de centellas los caminos."
Cesar Rengifo

Hablar de César Rengifo en pocas  líneas se hace algo difícil. César nacido en época donde la represión se acentúa producto del régimen gomecista, esto lo activa desde muy joven políticamente y desarrolla un ser humano creativo, que trae sensibilidad artística floreciendo de manera libre, absoluta como el respirar, las  letras, la figura, los colores, la expresión.

Pintor, dramaturgo, periodista, poeta, donde la expresión de su interno era brutal  con matices de humanidad irrefrenable de sus raíces. En 1945, surge como sus rasgos como pintor, irrumpiendo con vehemencia y señalando un sensible cambio en la obra del artista, en comparación con los tiempos de la Academia y de las épocas posteriormente inmediatas, estos serán definitivos en hallazgos: las breves pinceladas y los reconocimientos lineales acentuadas propuestas por el expresionismo, han devenido en un tratamiento técnico más auténtico y más humano.



La importancia de la obra literaria de César Rengifo radica en demostrar las condiciones a las que históricamente han sido sometidas las clases desposeídas, al tiempo que ofrece un panorama de las injusticias sociales y promueve una dramaturgia en defensa de la libertad, su función comunicadora de las actividades liberadoras de nuestro pueblo contra las distintas opresiones que han surgido en el tiempo, alegoría de la posibilidad siempre presente que tiene el hombre común de superar las condiciones sociales que le son adversas, a través de la lucha conjunta de quienes sufren opresión, exclusión y marginación.

 En el teatro que vio un poderoso medio para hacer llegar a la mayor cantidad de personas, contenidos históricos, sociales y políticos que eduquen y a la vez contribuyan a formar una conciencia crítica ante los problemas del país.


César Rengifo establece en nuestro país un teatro de arraigo social y de consolidación de los valores nacionales, definiendo el destino de Venezuela, según su visión marxista del mundo, de la vida y de su entorno nacional, inserta dentro de una cultura universal, que le permite adaptar una perspectiva personal, sin incurrir en la copia de modelos ya establecidos, ni tampoco en la reproducción fotográfica de la realidad. Su consolidación y maduración ideológica, estética y crítica del movimiento teatral venezolano iniciado en la década de 1940. En sus obras nos muestra de manera profunda la lucha infatigable del pueblo venezolano desde los tiempos de la Colonia hasta la década de 1970, como esencia de la historia de Venezuela.

El teatro de César Rengifo se integra con absoluta congruencia dentro de su obra creadora como pintor, poeta, escultor, grabador, ensayista y dentro de su propio concepto político y sentido de la vida como ser humano. Fue un artista vinculado entre su producción creativa y su pensamiento.


Será recordado por su fuerza y coherencia en su riqueza creativa, llena de infinito amor, co con sus actos en cada obra.

Mural Mito de Amelivaca

Comentarios