LO NATURAL, LA SALUD Y LA VERDADERA BELLEZA


Dentro de las vivencias en mi niñez, no entendía la búsqueda de productos que transformaran la verdadera fisonomía, cosméticos, labiales, pinturas para el cabello, uñas plásticas, entre otras. De nena veía con curiosidad los maquillajes extravagantes, que dejaban el rostro algo recargado y me asombraba, pues para esas personas era su día a día, pues no se imaginaban de otra manera, igual, los tacones, fajas y ropa íntima que les diera una forma aceptable, y que permitiera ser atractiva.  Cuando crecí entendí que estos sacrificios eran producto de la perturbación o lo influenciado que estuviese la persona ante el sistema y la sociedad.

Todos de alguna manera hemos estado dentro de estas órbitas circunstanciales, según el grado de inseguridad, poco conocimiento de sí mismo y la aceptación de sí.





Los medios han hecho el trabajo, pero aquellos que realmente se despojan de modelos, estereotipos y comienzan a entender lo que realmente es la belleza, lo natural, desarrollando salud interna y externa, se deshacen de elementos que son artificios para encontrarse en todo su esplendor, reconociendo lo maravilloso y rico tal como somos, sin importar los dimes y diretes de los que aun siguen en el maya de la apariencia.


Adjunto un escrito sobre las canas y los tintes. También videos titulados "La verdad de los cosméticos" y "El sucio mundo de la industria de los cosméticos y cremas", espero sean de su interés.

http://universidaddelafilosofia.blogspot.com/2015/03/la-pintura-para-el-pelo-esclavitudes.html









Aprendamos a amarnos, reconocernos y aceptarnos. Feliz día!!!!

Comentarios