ANTE LA ADVERSIDAD




Definitivamente, todos los seres humanos en mayor o menor medida enfrentamos  fracasos, obstáculos, traiciones, traumas, pérdidas entre otras. Eventos que en determinados momentos nos llevan a crisis que no sabemos cómo manejar y que muchas veces nos afectan durante días, meses y en muchos casos años, sin reconocer posibilidades de metamorfosis. 

Aprender a tener capacidad de afrontar la adversidad, salir fortalecido y alcanzar un estado óptimo en el campo donde deseas obtener resultados, lleva tiempo y requiere una profunda introspección.

De hecho, asumir la realidad, aceptarla, extraer las lecciones de lo vivido y salir reforzado, es un proceso necesario que los seres humanos debemos aprender, pues todos enfrentamos problemas y conflictos, al ser una parte consustancial de la vida. Aunque algunas personas parecieran tener mayor capacidad innata para sobrellevar las tensiones, lo cierto es que todos podemos incorporar nuevas maneras de resistir o superar las circunstancias.

Dentro de esa introversión necesaria en el proceso, se debe encontrar “el propósito de vida”, aquello que sostiene la ilusión, la esperanza, para continuar en el mundo, hacerse  preguntas tales como  ¿cuál es ese proyecto que te estimula a levantarte todas las mañanas? ¿Qué personas, afectos o planes te motivan a seguir adelante?

Permitir que los ritmos naturales de la vida se expresen. Fluir con lo que suceda, saber que no puedes influir con exactitud en todo lo que vendrá. Rediseñar con herramientas existentes los pensamientos, desarrollando una actitud luminosa.

Un elemento básico, sacar provecho de la experiencia, encontrar los aprendizajes, construir para evolucionar. Reducir las expectativas, para evitar frustraciones.  Fijar el presente con gratitud, ser consciente lo que la vida nos da en la actualidad, vivir el hoy. Todo paso a paso, sin prisa pero sin pausa.

Buscar la fuerza interior, reforzar el propósito con preguntas que  lleven a recuperar el norte propuesto, encontrando la trascendencia que llevará a nuevos desafíos, respondiendo a las circunstancias del momento que vivimos.

Leer sobre personas que han vencido sus obstáculos con resultados extraordinarios, visualizar la fuerza interior que existe en ti y actuar.


Comentarios