MANTRA





OM NAMAHA SHIVAYA
Se llama mantra a una oración corta, o un estribillo hindú y budista que se repite muchas veces. La palabra mantra proviene de las raíces sánscritas "manas" cuyo significado es mente y "tra" que significa liberar; por tanto, el mantra es un método de protección de la mente.
Sus raíces sanscritas le dan la pureza del sonido, dejando fluir internamente el despertar de nuestro expresión divina, activando integridad del origen de nuestra existencia.
 
La mente está constantemente en movimiento, jamás descansa. Los pensamientos surgen de todas partes: del pasado, del presente,  del futuro  y parece como si no hubiese un espacio vacío entre dos pensamientos. Dejando el control de nuestras acciones al continuo ruido que trae la mente.

La percepción llena pensamiento no deberían ejercer un control sobre nosotros, por el contrario, deberíamos nosotros ejercer  una vigilancia sobre ellos. Una de las maneras más eficaces de lograrlo consiste en dirigir los procesos mentales y hacerlos más lentos mediante el uso de un mantra.

Los mantras son palabras y sonidos dotados de poder que los budistas y los hindúes utilizan para la sanación y el desarrollo espiritual. Son términos o expresiones que actúan sobre la mente.  El efecto de las palabras puede ser positivo o lo contrario. El sonido de la(s) palabra(s) o los mantras conecta a quien lo pronuncia con un nivel más elevado de conciencia. Cuando se elige un mantra con un significado personal, éste se hace más poderoso. El objetivo de un mantra es el sosiego de la mente principalmente y por consecuencia  las emociones,  ayudando a centrar la atención en el momento presente.
  
La palabra es sonido. El sonido es vibración. La vibración es energía. El mantra "Om" es el sonido inicial del universo, el origen y principio de todos los mantras.

En sí, "OM" es una vibración, cuya interpretación audible se traduce en "Om". Es el mantra o sonido más poderoso de todos los mantras. Por medio de la meditación en "Om" el Yogui alcanza el estado de liberación o "moksha" (liberación espiritual).


Se utiliza como un poderoso sonido abstracto (sin objeto de representación) en la meditación. Por medio de la repetición mental de la sílaba "Om" la mente se va volviendo cada vez más firme y estable, sus olas se calman y se deja traslucir el fondo del océano de paz y felicidad infinita o "ananda" (felicidad suprema). Sus vibraciones brindan un flujo positivo de vibraciones que se sienten en todo el cuerpo, estimulando particularmente la glándula hipófisis. Las corrientes vitales dejan de funcionar de forma dual, se disuelve la ilusión de separatividad e individualidad.

A pesar de que los Mantras en Sánscrito hacen parte de la tradición Hindú, el recitarlos no implica que tengamos que cambiar nuestra religión, y no interfiere en nuestro sistema de creencias. Son poderosas herramientas que nos ayudan a enfrentar situaciones cotidianas de la vida de forma a hacer algo para aliviarlas o erradicarlas. Nos conectan con nuestra verdadera esencia, que es el Amor Divino.
Es una de las herramientas más poderosas para la conversión y reencuentro con la verdad. Aquellos que van por sendas de crecimiento, utilizan los mantras como apertura a la transformación espiritual.

Existen muchos que envuelven, bienestar, alegría, armonía. En la actualidad, en diferentes partes del mundo se realizan festivales, con agrupaciones que a través de su canto regalan este sonido armónico al mundo.


Comentarios