CHOQUEHUANCA



Escuchar de nuevo a David Choquehuanca, fue refrescar mi experiencia con lo ancestral, mi herencia, sumergirme en el recuerdo de mi búsqueda y de nuevo, revivir experiencias del encuentro con nuestra esencia.

América era llena de habitantes con una verdadera convivencia, almas fuertes, el equilibrio imperante por la comprensión del todo, hermandad más allá de lo humano y el profundo respeto a nuestra madre la Pachamama.

Abya Yala (unión de los pueblos) nombre con que se conocía, antes de la invasión de los españoles, al continente que hoy se denomina América, que textualmente significaría tierra en plena madurez o tierra de sangre vital.  

El nombre es aceptado ampliamente por los actuales indígenas como el nombre oficial del continente ancestral ABYA YALA, en oposición al nombre extranjero de América. Actualmente, en diferentes organizaciones, comunidades e instituciones indígenas  de todo el territorio prefieren su uso para referirse al continente.

Los pueblos originarios mantienen una filosófia ancestral, llena de las verdaderas particularidades de nuestra región, antes que llegasen los colonizadores. La manera de vivir esta mucho más allá del caos que hoy día se vive en el mundo, los indigenas viven la espiritualidad, la armonía sin despegar los pies de la tierra.

Propósito del Lakota: Caminar en la belleza.
“Se dice que uno Camina en la Belleza cuando tiene su Tierra (parte física) y su Cielo (espiritualidad) en Armonía. O dicho en otras palabras vive para el Espíritu pero con los pies en la tierra.

Para los Lakota, el Espacio Sagrado es el espacio entre la inhalación y la exhalación.Caminar en Equilibrio es tener el Cielo (espirítu)y la Tierra (físico) en Armonía.

La palabra Lakota significa "considerados amigos" o "alianza de amigos".

ORACIÓN LAKOTA
Wakan Tanka, Gran Misterio
Ayúdame a confiar en mi corazón,
en mi mente, en mi intuición,
en mi sabiduría interna,
en los sentidos de mi cuerpo,
en las bendiciones de mi espíritu.
Enséñame a confiar en estas cosas,
para que pueda entrar en mi
Espacio Sagrado y amar,
más allá de mi miedo
y así, Caminar en Equilibrio
con el paso de cada glorioso Sol
y gloriosa Luna.

Estas peticiones hoy dentro de muchos habitantes no se cumplen pues no existe la sanidad en muchas personas, los kumaras deben volver a su equilibrio y su sanación.

El indigena está consciente de ello, y a través de ese conocimiento trabaja día a día para lograr avanzar dentro de la filosofía.

Estos son algunos de sus consejos: “Cualquier cosa que hagas en la vida, haz lo mejor que puedas con tu corazón y con tu mente.Y si lo haces de esa manera, el Poder del Universo vendrá en tu ayuda, si tu corazón y tu mente están Unidos.

Cuando uno es miembro del Círculo de la Gente uno debe ser responsable, pues Toda la Creación está relacionada, y el dolor de uno es la herida de todos, y el honor de uno es el honor de todos,y todo lo que hacemos afecta a todo el Universo. Y si lo haces de esta manera, es decir, si verdaderamente unes tu corazón y tu mente como Uno Solo, cualquier cosa que pidas así será.”

Esto refleja la comprensión e importancia de la unidad, como también las consecuencias de no mantener la misma y la conectividad universal para una verdadera armonía.

Nuestros ancestros nos demuestran en el tiempo que su filosofía, como sus idearios se mantienen en el tiempo, pues todo aquello que tiene permanencia es una realidad inquebrantable.

Mapuches, Aimaras, Quechuas, Mayas, Lakotas, y todos los indígenas de norte a sur, de este a oeste, en nuestro Continente,  despiertan fibras que no se borran y permanecen en aquellos que nacimos en estos territorios. Avivando día a día nuestras realidades.  

Extractos del libro "Ni lobo ni perro. Por senderos olvidados con un anciano indio" de Kent Nerburn.
Nosotros los indios sabemos del silencio. No le tenemos miedo.
De hecho, para nosotros es más poderoso que las palabras…
Nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio, y ellos nos transmitieron ese conocimiento a nosotros.
 Observa, escucha, y luego actúa, nos decían. Esa es la manera de vivir.
Observa a los animales para ver cómo cuidan a sus crías.
Observa a los ancianos para ver cómo se comportan.
Observa al hombre blanco para ver qué quiere…
Siempre observa primero, con corazón y mente quietos, y entonces aprenderás.
Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar.
Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando.
Premian a los niños que hablan más en la escuela.
En sus fiestas todos tratan de  hablar.
En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces… y le llaman "resolver un problema".
Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos.
Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.
A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Para los indios esto es muy irrespetuoso e incluso muy estúpido…
Siempre interrumpen.
Si tú comienzas a hablar, yo no voy a interrumpirte. Te escucharé.
Quizás deje de escucharte si es desagradable lo que estás diciendo.
Pero no voy a interrumpirte… cuando termines, tomaré mi decisión sobre lo que dijiste, pero no te diré nada si no estoy de acuerdo, a menos que sea importante... por el contrario, simplemente me quedaré callado y me alejaré.
Me has dicho lo que necesito saber…
No hay nada más que decir.
Pero eso no es suficiente para la mayoría de la gente blanca.
La gente debería pensar en sus palabras como si fuesen semillas.
Deberían plantarlas, y luego permitirles crecer en silencio.
Nuestros ancianos nos enseñaron que la tierra siempre nos está hablando, pero que debemos guardar silencio para escucharla.
Existen muchas voces además de las nuestras.  Muchas voces…
“Guarda tu lengua en la en la juventud” dijo el viejo jefe Wabashaw, “y en la madurez quizá madures un pensamiento que sea de utilidad a tu pueblo”.


Nuestra Cordillera Andina llena de luz, sabiduría, espiritualidad, ancestralidad imborrable.  


Comentarios