ALGUNOS JÓVENES POETAS LATINOAMERICANOS


AARÓN ALMEIDA HOLMQUIST - VENEZUELA

Puesta en escena

Erase una vez la paz

Yo reía

Era tronco de vivo pavimento

No vestía sayales con peste a extravío
ni escribía
manuscritos de guerra

Era una cometa con sueños a bordo
dueño de un itinerario libre de puñales

Hoy

no ha sido fácil entender
que se es un pendejo de cartón

Un mimo llorón con epidemia

Un enamorado
con el destrozo
a cuestas


Aarón Almeida Holmquist (Caracas, Venezuela. 1981) Docente, escritor, artista urbano y promotor cultural. Ha fusionado sus textos poéticos con el Arte Correo, la técnica de escritura y lectura táctil Braille, la técnica del Stencil, acciones callejeras. Cuenta con dos poemarios inéditos: Una sola carne y Cuestiones del corazón. Actualmente ejerce la presidencia de la Fundación Arte Común.

ELI SANDINO MARÍN - VENEZUELA
Somos aves

las ciudades, los campos

las banderas, la geografía

son las nubes que rompemos a diario.

El cielo que vemos al elevar nuestras cabezas

es un océano sideral esparcido

bajo un navío ardiendo,

bajo una ballena de luz

que nos quema la piel

que forja mundos para sus rutas

que encalla en nosotros

y nos vuelve orillas

que se va a dormir;

entonces lo azul

se hace más profundo

vemos miles de agujeros

como peces en el mar,

somos  aves

vamos a la luna

como a la isla del huevo primigenio,

apostamos al viento

como a nuestro más puro ululato,

lanzamos silbos de grafito

en cielos  de papel

somos aves…


Eli Sandino Marín (Maracay, 1991) Bachiller en ciencias, ha participado en diversos recitales en su región. Ha publicado una plaquette, El bailar del viento con tus dedos, a través de la editorial La Espada Rota & Actors Production. Recientemente ha publicado su libro Peces en la luna.

TANIA CARRERA- MÉXICO
Horizonte
I

Inmóvil sobre la rama,

una urraca se incendia

en el atardecer.

La miro desde lejos

y le doy la espalda al sol.

Ella no sabe que en sus plumas

se quema todo lo que busca.

Su ambición le lame el cuerpo,

y ella se va despintando

conforme acaba la tarde.

II

Sólo la intuición delinea su figura.

Tal vez lo que miro sean:

sus garras como ganchos

en la rama,

o su rostro de carbón,

tal vez los ojos que nacen en la noche.

No lo sé. Y sé

que pronto será una ráfaga de oscuridad,

el murciélago

hará temblar la rama.


Tania Carrera (Ciudad de México, 1988) otorga un discurso que se destaca por la creación de imágenes a partir de la contemplación de la naturaleza. Tania Carrera actualmente es becaria en la Fundación para las Letras Mexicanas en el género de poesía.



 ANDI NACHON – ARGENTINA

de Warzsawa

Tapame los ojos:
hace frío detrás de las ventanas y este sábado
el invierno se disuelve entre nosotros. Da vértigo

tapame los ojos. No sé
qué hacer con este frío sobre mi cuerpo
algunas noches, reconozco
esa marca detenida en mis muñecas:
signo
que mostrar orgullosa levantando los brazos: "Esto
han hecho con mi cuerpo". Así
como un refugiado muestra
sus dedos sin uñas y eso
se vuelve su último orgullo. El tuyo.
Da vértigo, el frío recortando cada objeto. Entre nosotros

llega otro invierno. Una papa
humeando desde un cacharro de metal -para ver
desde allí- los ojos del amo:
tapame la cara

mirando hacia adentro,
hacés té y leés
tranquilo al calor de la lámpara
afuera
el invierno golpea, no sé
qué puedo decirte desde este puerto: "hizo frío
y el día se extinguió lentamente - casi- sin dolor". Ahora
se dan vuelta los ojos y sube el vértigo, cubrime la cara
tapá
este frío de refugiada que mataría
por el calor de una papa. Cuerpo

helado al costado del camino
- el mío- frente a una linterna
encandilada, para gritar: esto
han hecho conmigo. Mientras la noche
profunda se instala y corren
suaves gotas sobre las ventanas. - "No,
no deberíamos ser apacibles"-. Ahora:

ojos volcados hacia adentro
como quien dice - levantando los brazos-
"hagan
lo que quieran con este cuerpo", en medio del invierno
vos
leés al calor de una lámpara y esta noche
se instaló suave, prácticamente calma.

Andi Nachon nació en 1970. Ha publicado: Siam (Nusud, 1990), Warzsawa (Bajo La Luna Nueva, 1996), Taiga (Suscripción, 2000), Goa (Tsé tsé, 2003) y Plaza Real (La Bohemia, 2004). Dos compilaciones: Taiga no rio de janeiro (Ediçoes da passagem, Rio de Janeiro, 2001) y Villa Ballesta - Ñuñork (Surada, Sgo de Chile, 2003). Con ilustraciones de Sebastián Bruno, De vos a mí, digo (Suscripción, 2002). Integra las antologías El turno y la transición — compilador Julián Ortega— (Editorial Siglo XXI), Monstruos —compilador Arturo Carrera— (Editorial Fondo de Cultura- ICI), Poesía Erótica argentina 1600-2000 —compilador Daniel Muxica— (Editorial Manantial) y Agua de beber —compiladora Mónica D´Uva— (Editorial Nusud). Desde 1999 es parte del colectivo artístico interdisciplinario Suscripción.

MARíA DE LOS ÁNGELES MARTÍNEZ – ECUADOR

La sacrílega comedia

Si Dios desciende seguro le destrozamos,
cada uno querrá un souvenir de Dios.
Se harán urnas y escapularios,
de sus partes cercenadas,
de su divinidad.
Se venderán
pedacitos pirateados, falsos.
y la humanidad será feliz con una nueva mentira
guardada en el disco duro,
bajo la almohada,
o cosida al sostén.
Bienaventurados los que tengan
un trozo del ser supremo
que ellos tendrán vacaciones,
y seguro social, y auto del año.

Por eso Dios se queda arriba,
con razón nos promete resurrecciones diplomáticas
y no viene jamás a visitarnos.


María de los Ángeles Martínez (Cuenca, 1980) Estudió historia y geografía. Ha publicado Un lapso de impiedad (1999), Subcielo (2002) y Vidrios rotos (2007). Integrante del grupo La Esponja. Consta en las memorias del I Festival de Poesía Joven Hugo Mayo (2005).



JULIO ESPINOSA GUERRA – CHILE

I

Cachorros de chacal
aun antes de poder ver
con una gasa opaca pegada al iris
masticamos inseguros
las primeras palabras
pero el sabor de la tinta
derramada en nuestro hocico
que cubre de un barniz oleaginoso nuestra lengua
pronto
nos entusiasma
y más ciegos que antes
corremos tras las presas
para morderlas en la yugular.

II

En un extraño proceso de metamorfosis
la lengua nos momifica
llenándonos la boca de algodón

Taxidermistas de nosotros mismos
nuestros ojos son las presas
alfileres
las palabras.

III

No recordamos esos objetos
Han perdido el nombre
Son extraños animales extintos
que no tienen selva donde moverse

Sin que lo notáramos
fueron desangrándose
tras las rejas que les construimos

Y ahora
para decirlos
nombramos la nada

Limpia las cosas del desván.
Deja esa cosa ahí.

Increíble capacidad exterminadora

Terrible náusea la de caminar
en medio de tanta cosa muerta

Tremenda sorpresa la de descubrir
toda una realidad
pudriéndose en los armarios.


IX

Te acercas a la caja
con tremenda devoción
a sus insectos

Los miras e inspeccionas
sin atreverte a librarlos
de sus alfileres

Pero cuando nadie te ve
a la hora de la siesta
por fin te decides

Levantas el cristal
y te das cuenta
de que tanta muerte
también cabe en una página

Para quitarles el polvo
soplas sobre sus caparazones

Sin querer
se tocan sus membranas
se funden sus barrigas
y otro animal
inclasificado
deja su rastro en el poema.


X

No hay suficientes páginas
para calmar el ruego de los insectos
que día tras día
encuentro arrodillados en mi lengua
ni tantos alfileres
para mutilar la mirada de las moscas
en mis ojos

Tú lo sabes
aquí dentro
en la mitad de mi garganta
nace la palabra río
y la palabra tiempo

Y no hay enjambre ni herida
que puedan detener su zumbido.

Julio Espinosa Guerra (Santiago, Chile, 1974). Poeta y narrador, ha publicado los libros "Cuando la rosa aún no existía" (1996), "La soledad del encuentro" (1999), "Las metamorfosis de un animal sin paraíso" (Premio de Poesía "Villa de Leganés", España, Editorial LF, 2004), "Antología: la poesía chilena del siglo XX" (Visor Editores, 2005) y "El día que fue ayer" (2006, novela). Además ha obtenido las becas de la Fundación Pablo Neruda (Santiago, 1998) y de creación del Consejo Nacional del Libro y la Lectura de Chile (Santiago, 2000).  Su   libro de poemas: "NN", donde lleva a cabo una reflexión sobre la relación entre palabra y realidad, fue galardonado con el IX Premio Hispanoamericano de Poesía Sor Juana Inés de la Cruz y será publicado en México. Desde el año 2001 reside en España.

PABLO GALANTE – URUGUAY

Música

Busco lo que prometo traer desde lejos
(el sonido del viento en el caracol del deseo)

estaba pensando en el corazón de un león en invierno
y en una mujer soltándose los pétalos
en un segundo de descalzo principio
debajo de un bosque de sueño

esta es la música que siento
hundiendo la humedad en lo desconocido

lo que no nos pertenece nunca es lo que más deseamos

sólo pedimos un poco de tiempo

necesitamos aullar en las profundidades calmas
del perfecto silencio.

PABLO GALANTE Nació en Montevideo en 1970. Es periodista, diseñador gráfico, operador de cine y poeta. Fue ilustrador de las revistas Graffiti y Relaciones de Montevideo. Publicó: Estribor Intrépido, 1995.

SERGIO GARECA – BOLIVIA

AUTORETRATO CASI A LOS 32
La psicología no es tan difícil. Pongamos, por ejemplo:

SERGIO GARECA: Es la historia del autodesprecio. Procaz, suspicaz y pusilánime. Su única medida es el exceso. Tiene una saludable doble personalidad, en desmedro de la otra. Escribe, porque ya se ha asumido como un músico fracasado. Sin duda, ya pertenece a la fauna del infierno. Por eso la única mujer que lo ha amado también ha optado por abominarlo. Su alma está tan agujereada que hay que comprar api para tragarse ese buñuelo. Ha hablado tanto y tan mal de todos los gobiernos que ni el mismo puede gobernarse. Practica el vampirismo literario, succionando la sabiduría de los más viejos y el ímpetu de los más jóvenes. Posee un corazón oceánico pero vacío. O sea, ama como un planeta abandonado, sin atmósfera, con absoluta soledad, cuyo único atractivo es la distancia y la falta de civilización. Si no contesta el celular es que odia a la humanidad entera y a veces no hay caso de hacer excepciones. En él habita la eterna lucha del bien contra el mal, una diablada interior, en la cual, es vergonzoso decir, al ángel le sacan la mierda a cada instante. Goza del mal cuidado de sus benevolentes amigos. Su alma también es un bello jardín de mala yerba y Andrés Huayllas, de lagartos, arenas y paja brava. Aún es un perro- cometa, pero en cenizas. De su hija ha heredado el nombre de su destino.

Sergio Gareca  Nacido en la ciudad de Oruro, en 1983, ha publicado los libros: Historia de la luna (2004) y Bostezo de serpiente infinita (Poesía Visual, 2009). Algunos de sus poemas se consignan en la antología de poesía joven boliviana Cambio Climático (2009). Además ha publicado ensayos en varios periódicos nacionales.

Comentarios