Joan Manuel Serrat



Hablar de Joan Manuel Serrat es hablar de mis momentos de adolescencia, viene a mis recuerdos la llegada a casa despúes de un día de liceo,  en la habitacíón un pequeño aparato donde  colocaba música, momentos de encuentro con las letras hecha canción, armonía que contaba una historia, quizás describía instantes de debutantes, de una fiesta de pueblo o quizás un poema de Alberti, Machado, Cardenal entre otros, esa voz… un trovador maravilloso, que me trasladaba a sus incontables momentos de lírica y amor. 

Describía su niñez, su pubertad, sus rebeldías con desparpajo, sin olvidar esa nota sutil de la palabra, era diferente a lo que rodeaba musicalmente esa época. 

Eso ayudaba a todos y todas que le seguiamos, despertar con la palabra, la posibilidad del encuentro entre las hojas y el papel haciendo notas para expresar las inquietudes propias de la edad. 
Disfruté  verle cantar en vivo, la distancia una mesa, en medio de un salón, él sentado en un taburete, con su guitarra, un micrófono, sólo eso bastaba, total silencio, sólo su voz y las cuerdas de esa guitarra, que acariciaba melódicamente,  así regalaba una canción tras otra, todas hermosas, llenas de esa embriagadora musa. 

Serrat un poeta que nos regala día a día su mejor hacer, que atravesó el Atlántico y se mezcló entre Benedetti, Galeano, Neruda y cantó junto a Maria Bethania, Gal Costa, Gaetano Veloso, Toquiño, Mercedes Sosa entre otros. 

Hoy por hoy a sus 73 años, sigue actuando así como lo describe él en su página (http://jmserrat.com) : 
“Yo, por lo menos, todavía no he descubierto una manera mejor de pasar la vida que haciendo giras y cantando para la gente. Así que, en la medida en que la salud y el público me lo permitan, y gracias a mi mujer, que ha tenido la generosidad de tirar del carro de la casa, de los hijos y de los perros con el marido de gira, aquí sigo. Y ahora viene ya la gira con la que me propongo conmemorar mis bodas de oro con la canción” 

Y para compartir, una canción, entre mis preferidas : “Aquellas pequeñas cosas”, ¿quién no tiene un recuerdo que mueve sus emociones?  para el que no la conozca esta es la letra:

AQUELLAS PEQUEÑAS COSAS
Uno se cree
que las mató
el tiempo y la ausencia.
Pero su tren
vendió boleto
de ida y vuelta.

Son aquellas pequeñas cosas,
que nos dejó un tiempo de rosas
en un rincón,
en un papel
o en un cajón.

Como un ladrón
te acechan detrás de la puerta.
Te tienen tan
a su merced
como hojas muertas
que el viento arrastra allá o aquí,

que te sonríen tristes y
nos hacen que
lloremos cuando
nadie nos ve.
  
Fotografías de: http://jmserrat.com/

Comentarios