OLIVER SACKS

"Vivir en la forma más rica, más profunda y más productiva posible"
y escribió que "quería y esperaba,
en el tiempo que le restaba, profundizar mis amistades,
despedirme de la gente que amo,
escribir más, viajar si tengo la fuerza para ello,
con el propósito de alcanzar nuevos
niveles de entendimiento y percepción".
Esto lo expresó Oliver Sacks después de haberle
sido diagnosticado un cáncer terminal
en febrero del 2015.

Oliver Wolf Sacks,  medico, neurólogo, escritor y aficionado a la química, profesor de universidades reconocidas, muchos le conocieron a través de sus escritos de gran éxito, pues uno de ellos fue llevado a la pantalla grande  “Despertares” (Awakenings), si algunos recuerdan este film, se basa en la autobiografía del neurólogo Sacks, en ella relata  el descubrimiento en 1969, de los efectos benéficos temporales de la L-dopa y su aplicación a pacientes catatónicos que sobrevivieron a la epidemia de encefalitis letárgica de 1917-1928. En la película Oliver Sacks es interpretado por el actor Robin Williams bajo el nombre de Malcolm Sayer.

El Dr. Sacks tuvo una infancia con mucha dificultad, maltrato, alejado de sus familiares cercanos, sólo compartió con uno de sus hermanos. Desde muy joven tuvo inclinación por la química, a pesar de los conflictos del contexto que le rodeaba, ingreso a buenos colegios y universidad, se hace médico, labora en los Estados Unidos y allí acurre su enfermedad que refleja en su libro Awakenings,   lo hace descubrir posibilidades para mejorar, emprendiendo la formación y servicio.

Sacks prestó sus servicios como instructor y, más tarde, profesor clínico de neurología en el Colegio de Medicina Albert Einstein de 1966 a 2007, y también desempeñó su labor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York entre 1992 y 2007. En julio de 2007 se unió a la facultad del Centro Médico de la Universidad de Columbia como profesor de neurología y psiquiatría. Al mismo tiempo, fue nombrado primer "Artista de la Universidad de Columbia" en el campus Morningside Heights de la Universidad en reconocimiento a su contribución para tender puentes entre las artes y las ciencias. Fue neurólogo consultor en el Centro Psiquiátrico de Bronx. Sacks regresó a la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York en 2012 como profesor de neurología y neurólogo consultor en el Centro de Epilepsia de la institución. El trabajo de Sacks en Beth Abraham ayudó a sentar las bases sobre las que el Instituto para la Música y la Función Neurológica (IMNF, por sus siglas en inglés) se constituyó. Sacks era consejero médico honorario. El Instituto honró a Sacks en 2000 con su primer Premio Music Has Power.12 El IMNF de nuevo otorgó un premio Music Has Power a Sacks en 2006 para conmemorar "sus 40 años en Beth Abraham y honrar sus destacadas contribuciones en apoyo de la terapia musical y el efecto de la música sobre el cerebro humano y la mente".

Trabajó como consultor neurológico en varios asilos de ancianos de Nueva York atendidos por la congregación de las Hermanitas de los Pobres (1966-2006).
Hizo grandes aportes en el campo neurológico que permitieron mejoras, sin embargo también tuvo cuestionamientos,   fue llamado "el hombre que confundió a sus pacientes con una carrera  literaria" por el académico británico y activista por los derechos de los discapacitados Tom Shakespeare, y un crítico llamó a su trabajo "un espectáculo de fenómenos para intelectuales".

El Dr. Oliver nunca se casó ni convivió con alguien, declaró que era célibe.   También declaró que no había tenido una relación en muchos años y describía su timidez como "una enfermedad".   Habló de su trabajo y sus problemas de salud personales el 28 de junio de 2011 en el documental Imagine de la BBC. Sacks también escribió sobre un accidente casi fatal, un año después de la publicación de Despertares, cuando se cayó y se rompió la pierna "mientras practicaba alpinismo en solitario".

Murió el 30 de agosto pasado en la ciudad de Nueva York a la edad de 82 años.
“No hay dos personas que describan un suceso de la misma manera. Ninguno de ellos miente: ven las cosas desde perspectivas diferentes, hacen sus propias asociaciones, tienen sus propias emociones” Oliver Sacks

Comentarios