EL DIARIO TRANSITAR

“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa;
todo sucede de acuerdo a la Ley; la suerte no es más
que el nombre que se le da a una ley no conocida;
hay muchos planos de casualidad,
 pero nada escapa de la Ley”.- El Kybalión



Cuando empezamos a comprender y vivir la expresión vívida de nuestro verdadero Ser, aunque sea instantes, se sostiene esa sensación que nos lleva a un estado de paz, equilibrio, alegría (por colocar un calificativo) pero que nunca describe a ciencia cierta eso que está más allá de los sentidos.

Descubrir lo ilusorio donde nos desenvolvemos, nos cuesta, la auto observación nos lleva a descubrir cuan atrapado estamos, sabemos cuando la energía responde a la mente ordinaria, a la materia, unida al miedo, a la separatividad, que nos ha dominado por tanto tiempo, nos permite detenerse en aquello que más nos mueve a esa irrealidad que nos hace presos. ¿Cuánto tiempo atrapado por aquello que es maya (ilusión)? Quizás muchas vidas…

Allí, la imperiosa necesidad de ligarnos al Amor, a salir al encuentro vehementemente del poder de lo eterno en nosotros, a la unión con el todo, la intemporalidad, rompiendo esas estructuras incrustadas que no dan paso a la luz.

Como nuestra mente crea la realidad y domina nuestro dialogo interno, puede transformarla.Sólo depende de nuestra constancia, ritmo, disciplina, entrega para hacer presente “la esencia absoluta” o “felicidad Absoluta” (Sat-chid-ananda).



DIOS TODO AMOR, TODO PAZ, TODO UNO

Comentarios