LA SOLEDAD

Fotografía de Arif Rahiman
Es una experiencia particular e individual, unos opinan que es triste, es un estado lamentable en el ser humano, la asocian con destierro, aislamiento, entre otras. Sin embargo otros lo ven como el estado ideal para realizar actividades que en compañía se pueden realizar, pero no con la dedicación, profundidad, entrega para ver las regalías  que proporciona.  En conclusión son dos visiones una pesimista y otra optimista.

Tomaremos la última que nos da la posibilidad de intentar practicar algunas de las opciones que plantearé.

Primero la soledad tendríamos que observarla como un espacio o etapa de abstracción para que concurran una serie de pensamientos críticos,  evaluativos, de valoración que buscaran la armonía en la esencia del ser, fortaleciendo y dando confianza para el conocimiento de sí mismo. En pocas palabras encontrarse.
   
Es hallar el verdadero valor de tu propia vida, de tu alma, de tu espíritu, de tu interior. Esto ayuda a distinguir la libertad de tener una vida sin temores, sin arraigos a establecimientos o apegos que coartan enormemente tu fluir. Es aprender a depender de si mismo.

Dentro de los elementos que ayudan al encuentro con tu interior, se encuentra la meditación, el ejercicio, la lectura, el escuchar música que estimule al relax, contacto con la naturaleza entre otros,
Fotografía  José A. Álvarez

  • La meditación, a través de ella aprendemos a respirar, a la distensión, a estar en el presente, a observar los pensamientos, a focalizar sobre algo no usual, en fin todo un proceso, que si lo practicamos finaliza con la sensación de paz, equilibrio que ayuda  al sistema inmunológico, aumenta a la conciencia intelectual, memoria, al sistema emocional, se logra un sueño más profundo y un sin fin de ayudas no sólo físicas.
  • La lectura alimenta, despierta  la creatividad, la imaginación genera beneficios como mejorar el vocabulario, la ortografía comprender el significado del texto, aumenta el conocimiento, enriquece las conversaciones con otros.
  • La música la llaman el lenguaje del alma, actualmente en  las investigaciones modernas a dado resultado como medicina. Es utilizada en terapias para sanar, entre sus beneficios reduce el estrés, la frecuencia cardiaca, la presión arterial, estimula las ondas cerebrales ayudando a la concentración, aumenta el rendimiento en los ejercicios.
  • El contacto con la naturaleza es importante, la cultura oriental ha experimentado esto con excelentes resultados, lo definen muy bien en este pensamiento:
“El universo mismo es el mejor ejemplo de un espejo,
que la naturaleza nos ha dado,
porque el universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos,
nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones
y nos envía el reflejo de nuestra propia energía
bajo la forma de las diferentes circunstancias
que se presentan en nuestra vida.”

Fotografía  José A. Álvarez

  • La contemplación hacia la naturaleza según la filosofía taoísta, nos puede enseñar aspecto tales como  la constancia a modo de mecanismo natural, también elementos de supervivencia, asimismo la fuerza como generador de resistencia y muchos temas de vida.
  • El ejercicio es  fundamental realizarlo a cualquier edad, según su peso y padecimientos. Da infinidad bondades para nuestra salud física y mental,  lo importante es que sea vigilado por especialistas.
Con estas actividades no hay momento para sentir que la soledad es negativa.
Cuando has logrado valorar tu propia compañía,  y  vas a compartir con  alguien,  puedes diferenciar qué te pertenece, qué puedes otorgar y que deseas recibir  permitiendo el enriquecimiento conjunto.  

 La soledad es un regalo de vida, si sabemos encontrarnos positivamente con ella.

Comentarios